"L´escriptor es aquell a qui escriure li resulta més difícil que a la resta de persones". Thomas Mann.

"La terra de ma terra és pols del meu camí
que a mon dolor s’aferra i mai no fuig de mi." Bernat Artola.



diumenge, 23 de febrer de 2014

El lápiz del carpintero, óleo de sangre y nieve.


O lapis do carpinteiro es el hilo conductor de esta historia de la memoria del dolor, el dolor fantasma. Manuel Rivas aporta poesía a la crueldad, si ello es posible; impregna de sentimiento la barbarie de la guerra, que nos conduce, valiéndose de ironía y metáforas sui géneris, a la reflexión, supongo que gracias también a la magia del lápiz.

La boca de la literatura se ha abierto para contarnos desde varias voces una historia de amor entre el sufrimiento de la guerra, el remordimiento del asesino, la impunidad de los abusos militares... aporta humanidad en el sinsentido de la lucha fratricida, lucha entre Eros y Thanatos, vida y muerte, los contrarios... que tanto le gustan al autor.

Mediante el personaje del pintor plasma la fusión de las gente del pueblo gallego con su entorno, cuando dibuja los rostros de sus compañeros encarcelados en los de los profetas del Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago o en el fragmento de la página 135 ed. punto de lectura:

Los rostros parecían surcados por el mismo arado que hendía la tierra. Los pescadores eran cautivos de las mismas redes que capturaban los peces. Llegó un momento en que los cuerpos se fragmentaron. Brazos hoz. Ojos de mar. Piedras de rostro.

Labradores y pescadores, concejales y alcaldes, carabineros, incluso un retrasado mental...
La visita del pintor al manicomio, donde conoce al doctor Da Barca:

Lo que impresionó al pintor fue la mirada de los que no miraban. Aquella renuncia a las latitudes, el absoluto deslugar por el que caminaban.

Todo está comunicado, entrelazado, como en la realidad inteligenteTodos soltamos un hilo... si se entrecruza con otros, si se entrelaza, puede hacer un hermoso tapiz, una tela inolvidable. (pág 16)

Entre los prisioneros del patio y las mujeres de las rocas debía de haber hilos de luz que cruzaban tendidos por encima del muro, hilos invisibles que no obstante transmitían el color de las prendas y el ajuar de la memoria. (pág. 93)

Óleo de sangre y nieve, dice el pintor en la cabeza de Herbal. La pomada de la historia. (pág.137)

Para conocer mejor a Manuel Rivas:




Lo que escribí hace algunos años en los albores del blog tras asistir a una conferencia similar a la anterior:
Manuel Rivas, el poeta surrealista.


Sobre la pareja real en la que Rivas se inspiró para escribir la novela:
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/2013/05/02/mujer-carpintero-cumple-100-anos-estrena-escritora/0003_201305V2C9995.htm

Esta novela la comentaremos en el club de lectura Joan Palanques el jueves 27 de febrero, 19 horas, papeleria Babel de Castelló. Esteu convidats !

7 comentaris:

  1. La 1ª impressió ens arribe d´un amic historiador J.L.P. Gràcies !

    "Un bon llibre que no deixa indiferent...et fa reflexionar i explique moltes coses en no moltes fulles, ben escrites".

    ResponElimina
  2. M'apunte el llibre a la llista de llibres pendents, amb el número 548. La foto de la portada del llibre és estupenda. Però, ¿per què li mossega el coll si no és un llibre de Dràcula? Muuuuuuuuuuu...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Atunero, l´aprecie molt, però ha abandonat la filosofia i s´està vulgaritzant. O no, igual els 547 llibres anteriors són una meravella. Entre gol i record albinegre he optat per parlar de literatura, ja que vosté ens té un poc abandonats en eixa qüestió. Muuuu

      Elimina
  3. Yo a esos sitios no puedo ir, no tengo nada que decir, mi mente es plana como la tierra jejeje

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¡ Qué dices ! si va un toro... y muchos estamos "como un cabra", aunque no tanto como esos que se quieren cargar las Columbretes.

      Tombatossals torna i fes fora als filisteus !

      Elimina
  4. Este libro lo he tenido un par de veces en las manos. He leído su argumento de la contraportada, el tema me atrae y siempre,incomprensiblemente, lo he devuelto a las estanterías de la biblioteca.
    Hay una relación de puedo, pero no quiero. O tal vez, es quiero pero no puedo.

    Y mira que el libro es pequeño, apenas tiene 200 páginas y seguro que me engancharía con su lectura pero...

    Nada, me has convencido, el próximo libro que saco de la biblioteca será este.

    Salutacions.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me alegro de que te pases por aquí y de haberte convencido. Se lee fácil aunque no utilice guiones, "a lo Saramago". Provoca que te "impliques" más en la novela. Apuntaré una frase que está de triste realidad, pág. 15:

      LAS FRONTERAS DE VERDAD SON AQUELLAS QUE MANTIENEN A LOS POBRES APARTADOS DEL PASTEL.

      Salutacions, Cantona !

      Elimina